OEFA mejora supervisión directa en daños ambientales

El Organismo de Evaluación y Fiscalización Ambiental (OEFA) aprobó el nuevo reglamento de supervisión directa de la entidad –la Resolución del Consejo Directivo Nº 016-2015-OEFA/CD–. Así, el objeto de la norma es garantizar una adecuada protección ambiental.

Dicha función, de esta manera, deberá comprender la facultad de realizar acciones de seguimiento y verificación sobre las actividades de los administrados, con el propósito de asegurar un buen de-sempeño ambiental y el cumplimiento de las obligaciones ambientales fiscalizables.

Estas últimas contenidas en la normativa y en los instrumentos de gestión ambiental; en las medidas administrativas emitidas por los órganos competentes del OEFA; así como en otras fuentes de obligaciones fiscalizables.

La supervisión directa podrá ser regular y especial. La primera es aquella prevista en el Plan Anual de Evaluación y Fiscalización Ambiental (Planefa), para verificar integralmente el cumplimiento de las obligaciones fiscalizables.

Mientras que la especial podrá realizarse ante actividades informales o ilegales, accidentes de carácter ambiental, denuncias, reportes de emergencias formulados por los administrados, solicitudes de intervención formuladas por organismo públicos, según la legislación minera. También en casos de verificación del cumplimiento de la gestión ambiental, cuya supervisión no haya sido objeto de programación anual, o que requieran de mayor seguimiento de acuerdo con resultados de control previo.

La norma añade que en función del lugar donde se realizan, estas inspecciones podrán ser de campo o documental. La primera se ejecutará sin previo aviso en los establecimientos o lugares sujetos a fiscalización. Esta, además, comprende el levantamiento de información relevante que permita verificar el desempeño ambiental del administrado y el cumplimiento de sus obligaciones ambientales fiscalizables. La labor podrá ser registrada con herramientas audiovisuales.

En la segunda, detalla, se efectuará un análisis de la información documental de carácter ambiental relacionada con la actividad desarrollada por el administrado. Dicha labor será realizada en las instalaciones del OEFA.

El supervisor de la OEFA, finalmente, podrá requerir a los administrados la presentación de documentos, incluyendo libros contables, facturas, recibos, comprobantes de pago, registros magnético/electrónicos vinculados a la gestión ambiental del obligado y, en general, toda la información necesaria para el cumplimiento de las labores de supervisión, entre otros.

Boletines anteriores

Publicidad